Una posible buena oportunidad

Qué intensa es mi vida. Qué gran fortuna tengo por ello como contrapartida de los también consecuentes días grises. Llevo un verano loco, como loca es la proposición decente que recibí anoche por parte de uno de mis últimos nuevos clientes.

tips

Tiene el perfil típico de alguien que sacaría de puta a una chica.  Es un señor mayor, habrá cumplido tranquilamente los 60 años. Sin especiales encantos, aparte de la amabilidad, casado (sin vida marital según sus propias palabras), y que conduce un Porsche deportivo descapotable (y guarda otros dos en su garaje), que en dos visitas se ha encaprichado de mí, y me ha pedido que deje el negocio.

En el primer encuentro, la pasada semana, estuvo una hora conmigo, charlamos mucho y follamos muy poco, se corrió (lo corrí) en cero coma. Él prefería la conversación, aunque tampoco es especialmente hablador, con lo cuál, lo que prefería eran mis monólogos. Que te paguen por hablar de cosas que te inventas tampoco está mal. Se volvió a casa y me citó para dos días después. Una hora antes del encuentro acordado canceló y anoche volvió de nuevo, con ganas de escucharme, pocas de follar, y con grandes propósitos de enmienda para mí.

Quiere que deje esto, lo tiene clarísimo. Y clarísimo tengo yo que necesito el dinero. Ahí estamos de acuerdo, él dice que es imprescindible, será pues cuestión de ajustar un precio. No parece que en el tema económico vayamos a tener problemas. Pero lo que sí  predigo, es que esto me va a tocar en la moral.

De momento voy a aguantar el tirón como mejor sepa hacerlo, a ver como evoluciona el susodicho y en función de sus acciones ejecutaré mis reacciones. No voy a dejar nada, eso está claro, al menos por el momento. De hecho esta semana, el martes concretamente, espero una cita interesante con el pseudo, la última hasta después de las vacaciones de agosto, que se va no sé donde, con su tercera mujer.

Y esta noche tengo otro encuentro, el tercero, con mi posible buena oportunidad. Quiere llevarme a la playa en su descapotable, que nos demos un baño, tomemos un picoteo, unas copas y después, en su vocabulario, darme un buen revolcón.  A ver como evoluciona esta semilla!.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s